martes, 22 de julio de 2014

Los cohes españoles más tuneados



Los cohes españoles más tuneados


Honda Civic
Tuning. Una palabra que evoca coches modificados con mal gusto, en la gran mayoría de las ocasiones empeorando su aerodinámica, su rendimiento y su comportamiento en carretera. Y ésto es así debido al auge descontrolado y al despropósito de muchos “tuneros” durante una buena temporada.
El tuning tuvo su mayor proliferación y mayor seguimiento durante los años 90 y los primeros compases del Siglo XXI. A los aficionados les entró ganas de emular a muchos japoneses y americanos, pero realmente perdieron el norte creando autenticas aberraciones, al menos, desde mi punto de vista. Si es cierto que ingleses y alemanes entre otros ya contaban con esta tendencia dentro de sus respectivos mercados, pero no se parecía ni se parece un ápice, a lo que en España entendemos como tuning.
Por ello, en Freno Motor hemos querido recordar a los diez coches más míticos del tuning español, los diez coches que más sufrieron en “sus metales” las aberraciones del mal gusto.

10. Ford Focus

Ford Focus Mk1
La verdad es que el Ford Focus ha sido el que menos ha sufrido el ataque despiadado de los tuneros de todos los de nuestra lista, lo que permite encontrar muchas unidades de segunda mano en buen estado. La primera generación es la más castigada por esta tendencia, siempre en sus versiones más básicas.
Se presentó en 1998 y tomaba el nombre de un concept car presentado en el Salón de Ginebra de 1991 por parte de Ghia. Adoptaba el estilo “New Edge” que estrenara el Ford Ka en 1996, y fue alabado por un contar con un gran chasis y una muy buena dinámica. Ocupaba el lugar del Escort, con el que rompía moldes en todos los sentidos.
Los motores más vendidos de este modelo, así como los más afectados por el tuning fueron los gasolina de 1.6 litros y 100 cv, así como los 1.8 TDCi diésel de 115 cv. Por suerte, los Ford Focus ST 170, con su motor de dos litros y 170 cv apenas sufrieron las consecuencias, y el RS con sus 215 cv y diferencial autoblocante Quaife pasó de largo, para suerte de los aficionados.

9. Opel Tigra

Opel Tigra
El Opel Tigra pertenece a una época en la que se pusieron de moda los pequeños coupes. Venía a luchar con el Ford Puma y también, aunque un poco alejado, con el Toyota Paseo. Era un coche perfecto para todos aquellos que se acababan de sacar el carnet de conducir, pues tenía un aspecto deportivo, pero motores con potencias contenidas de entre 90 y 105 cv.
Se basaba en el Opel Corsa de segunda generación y se lanzó al mercado en 1994. Se vendió en Reino Unido como Vauxhall y en Australia como Holden. También se vendió en Brasil, Argentina y México como Chevrolet.
Actualmente es complicado encontrar uno en buen estado, pues fueron carne de cañón para los chavales con el carnet recién sacado y por lo tanto, muchos de ellos terminaron tuneados.

8. SEAT León

SEAT León Mk1 tuning
El SEAT León es uno de los mayores éxitos de la firma española. Cuando se presentó en 1998, la acogida fue brutal y con el tiempo se convirtió prácticamente en un coche de culto. Y no exagero. Llegó al nivel del Golf en una sola generación.
Bajo denominación interna “1M”, la primera generación, una de las más vendidas y más apreciadas, ha sido la más castigada por el tuning, Empleaba el mismo chasis que la cuarta generación del Golf, así como el mismo chasis que la primera generación del Audi A3, incluso compartía con éste el salpicadero y los paneles de las puertas, aunque la calidad era bien diferente.
Las versiones más afectada por el “efecto tuning” fueron las diésel del 90 y 110 cv. Alguna de 130 cv podemos encontrar, pero realmente pocas. Por suerte, muchos FR y casi la totalidad de lo Cupra y Cupra R se libraron.

7. Opel Astra G

Opel Astra G
El Opel Astra G es la segunda generación del compacto de la firma alemana, que ocupó en su día el hueco dejado por el ya mítico Opel Kadett. Fue lanzado al mercado en 1998 y suponía un cambio estético brutal con la primera generación, que llegó al mercado en 1991 y también se vió afectado por el auge que tenía el tuning. Sobre todo y por desgracia para muchos, en sus versiones GSi, tanto la de 115 cv como la posterior de 150 cv.
En cuanto al Opel Astra G, se vieron inmersos principalmente las versiones de tres puertas y el bonito coupe diseñado por Bertone. Los motores como siempre, los más bajo de gama, es decir, los más vendidos. Así, es facil encontrar tuneados a los Astra con motores 1.6 16v de 100 cv, a los diésel de origen Isuzu con 1.7 litros y también 100 cv, o el 1.8 de 125 cv del coupe. También es relativamente fácil encontrar las versiones Sport de tres puertas con el motor 2.2 de 147 cv.

6. Peugeot 206

Peugeot 206
Con el Peugeot 206 entramos en el tramo de los coches más torturados por el mundo tuning. Es tan fácil encontrar un Peugeot 206 tuneado como buscar uno de serie. Además, es muy normal encontrar tuneados realmente cutres sobre este coche.
Y la verdad, desde mi punto de vista es una lastima. A parte de ser el sustituto del mítico Peugeot 205, es uno de los Peugeot más bonitos y divertidos de conducir, aunque siempre se criticó algunas características del coche.
Se lanzó al mercado en 1998 y su acogida fue de las mejores del mercado. Hasta el año 2000, se vendieron unos 5 millones de coches en todo el mundo. Además, destaca por contar entre sus filas con uno de los pocos descapotbles con techo duro de su segmento.
La versión GTi con 137 cv es de las más valoradas, así como la GT, que para mi es muy fea debido a sus paragolpes. Unos paragolpes que muchos montaron en sus tunedas, y en sus Peugeot 206 GTi. El más potente y apreciado, el RC de 180 cv, no sufrió en demasía los efectos del tuning.

5. Renault Mégane Coupe

Renault Mégane Coupe Mk1
El Renault Mégane, aunque no lo parezca, era básicamente una evolución profunda del Renault 19 al que sustituía. Plataforma y algunos motores eran compartidos, aunque el Mégane contó con muchos elementos destinados a seguridad que dejaban al 19 en ridículo.
Fue de los primeros modelos en contar con muchas carrocerías en su gama; berlina, sedán, coupe, descapotable, monovolumen… pero el que nos interesa es el coupe.
Bonito, barato y rápido en sus versione más potentes. Era lógico que terminara deformado por el tuning. Como siempre, las versiones más afectadas son las básicas; los motores 1.9 diésel de 110 cv, así como los gasolina 1.4 16v de 100 cv y los 1.6 de gasolina de 115 cv. Destacaron los equipados con el motor 2.0i con 150 cv proveniente del Clio Williams y el 2.0 IDE, con inyección directa de gasolina y 140 cv.

4. SEAT Ibiza

SEAT Ibiza
Si alguien pensaba que el SEAT Ibiza no estaría en esta lista, es que no conoce en absoluto el mundo tuning. Este coche es uno de los puntales de este “universo”. Cada una de las generaciones del modelo español ha sido absorbida por el tuning, menos la primera.
Al ser uno de los modelos más vendidos de su segmento, es lógico y normal que esté dentro del “Top 10″ de los míticos del tuning, y además, en posiciones elevadas. Fue y es, el coche de los canis, junto al Volkswagen Golf y al SEAT León. Una lástima, pues son grandes coches.
Los tuneados, como suele ocurrir, son siempre las versiones más populares, los 1.9 TDi de 110 cv, y en las últimas generaciones, el 1.6 TDi también con 110 cv. Alguno puedes encontrar con acabado FR y motor 1.9 TDi de 130 cv, pero pocos. Al igual que los primeros Cupra, con motor 2 litros y 16 valvulas procendente del Golf GTi con 150 cv.

3. Citroen Xsara

Citroën Xsara coupe
La tercera y la segunda posición han sido realmente difíciles. Hay dos coches, ambos de la misma marca, que han sido masacrados por el mundo tuning, pero creo que he conseguido colocarlos adecuadamente. Por ello, en tercera posición tenemos al Citroën Xsara, pero en carrocería coupe. La más vilipendiada por los tuneros.
Sin ser un coche especialmente atractivo, tenía algo, a parte del bajo precio, que hizo que se vendiera muy bien y que sea fácil encontrar todavía en muy buen estado.
Las versiones más vendidas son las diésel HDi de 110 cv, así como la 1.6 de gasolina y también 110 cv, casi siempre en versión VTS. Tuvo una motorización de 167 cv, aunque debido a que era el más caro de la gama, es complicado verlo en el tuning. Ese terminó en manos de los “quemadillos”.

2. Citroën Saxo

CItroën Saxo
La segunda posicién en nuestra lista es para el Saxo, en dura pugna con el tercer clasificado e incluso, con el primero. Los tuneros se fijaron en el y sus atrocidades han sido máximas.
Se introdujo en 1995 y llenaba el hueco del Citroën AX, aunque hay quien dice que sustituía al Citroën Visa, que ya llevaba muchos años sin fabricarse.
Era “primo-hermano” del Peugeot 106 con quien compartía plataforma y alguna motorización. Tuvo muchísimo éxito entre el público joven, sobre todo las versiones VTS de 120 cv por su deportivo comportamiento. También se vendió mucho el equipado con el motor 1.5 D de 65 cv, aunque éste fue más como segundo coche familiar.
Los afectados por el tuning, por desgracia, fueron sobre todo los VTS de 120 cv. Era deportivos, rápidos y con un precio al alcance de muchos.

1. Hyundai Coupe

Hyundai Coupe
El Rey de reyes dentro del tuning no podía ser otro que el Hyundai Coupe, o más concretamente, “Tiburon”, nombre oficial del modelo que por cuestiones de registro pasó a denominarse Coupe en algunos países.
Apareció en España en 1996 para ser inmediatamente un éxito. No había nada parecido por el precio que Hyundai pedía por él. Las dos primeras generaciones, conocidas como “First” y “Turbullence” fueron las más vendidas y por tanto, las más tuneadas. Personalmente, no conozco ningun otro coche que haya sufrido una masacre parecida a la sufrida por el coupe coreano.
Esas dos primeras generaciones usaban motores Mitusbishi de hasta 138 cv, Porsche se encargó de la puesta a punto de las suspensiones y el Inglaterra se convirtió en un coche de culto. En España, se convirtió en el “coche tuning” por excelencia y otro de esos coches adoptados por los canis/poligoneros, siempre rodeados de un aura conflictiva.
A este coche le han hecho de todo, pero nada bueno. Llantas de tamaños desproporcionados, decoraciones en las cuales el buen gusto brilla por su ausencia o puertas “Estilo Lambo” es lo más común en el exitoso Hyundai Coupe.