jueves, 11 de septiembre de 2014

¿Para qué sirve el filtro de aire de un coche?

¿Para qué sirve el filtro de aire de un coche?


El funcionamiento y la vida útil de un motor cuyo filtro de aire no se encuentra en buen estado podrían verse seriamente afectados.


 El filtro de aire:
- es uno de los elementos más económicos de un coche y también está considerado como uno de los más esenciales, ya que sin éste el funcionamiento del motor no sería el correcto. Su bajo precio hace que su mantenimiento y puesta a punto se convierta en una tarea al alcance de casi cualquier bolsillo.
Filtro de aire de un coche
Ahora que sabemos que se trata de un elemento tan importante que puede afectar positiva o negativamente al funcionamiento del motor de nuestro vehículo en función del estado en el que se encuentre, creemos que es momento de explicaros para qué sirve y qué funciones tiene el filtro de aire de un automóvil convencional.

La principal función que tiene el filtro de aire de un vehículo es la de retener, en la medida de lo posible, las posibles impurezas que puedan acceder al circuito de admisión de cualquier motor de forma que se evite la contaminación de la cámara de combustión y el degradado de las paredes de los cilindros.

Por este motivo los filtros de aire siempre se sitúan al inicio de este circuito y su mantenimiento influye directamente sobre la vida útil de motor, el cual se vería seriamente afectado mientras el funcionamiento del filtro de aire o su estado no fuesen los correctos.

¿Qué sucede cuando el filtro de aire no se sustituye a su debido tiempo y se realiza un uso prolongado del mismo?

Realizar el mantenimiento de un filtro de aire es una tarea muy sencilla ya que se basa simplemente en su reemplazo. Por ello, cuando el reemplazo del filtro de aire se alarga demasiado en el tiempo y se continúa circulando con un filtro de aire sucio, éste dejaría de ejercer su función adecuadamente provocando una pérdida en el suministro de aire de los cilindros.

Llegados a este punto, circular con el filtro de aire en mal estado hará que notéis un aumento de consumo de combustible y una reducción de la potencia del motor ya que la mezcla no se estaría quemando de manera adecuada. Además también aumentaría la salida de gases contaminantes.