viernes, 28 de noviembre de 2014

Por qué necesitas un manos libres



Por qué necesitas un manos libres

El manos libres no es sólo un dispositivo que nos permite hablar por teléfono mientras vamos conduciendo sino que, además, es un avance técnico que puede salvar vidas, ya que, según los últimos datos proporcionados por la Dirección General de Tráfico (DGT), cada año pierden la vida en la carretera un total de mil personas por usar indebidamente el teléfono móvil.

Si eres un usuario habitual del coche necesitas un manos libres, tanto por la seguridad durante la conducción como para evitar las sanciones de tráfico. Existen diferentes modelos en el mercado tanto con instalación como sin instalación y también incorporados en autorradios.

Antes de adquirir un dispositivo manos libres debes tener en cuenta cuál será el uso que hagas de él. Si sólo lo vas a utilizar de vez en cuando y, además, dispones de varios vehículos lo recomendable son las versiones sin instalación. Asimismo, debes tener en cuenta la antigüedad de tu coche y el equipo de sonido que incorpora, según las recomendaciones que recoge la publicación especializada Autofácil. El motivo es que en algunos casos resultará más rentable cambiar el dispositivo de audio completo que invertir en un manos libres.

Por otra parte, una instalación mal hecha puede provocar averías en el equipo de audio y en el sistema eléctrico del vehículo, por lo que es esencial que acudas a talleres mecánicos profesionales que puedan asesorarte y realizar una instalación adecuada.

Evita multas y accidentes
Utilizar el teléfono móvil mientras se conduce incrementa exponencialmente el riesgo de sufrir un accidente en la carretera. De hecho, escribir un mensaje SMS o responder un Whatsapp durante cinco segundos a una velocidad de 90 kilómetros por hora supone recorrer 115 metros distraído.

Además, según advierten desde la DGT, contestar a una llamada de teléfono durante un minuto y medio hace que el conductor deje de percibir el 40% de las señales de tráfico que encuentra a lo largo de su camino.

Un estudio del Real Automóvil Club de España (RACE) asegura que, en los últimos años, se ha incrementado en más de 2.000% el número de conductores multados por hablar por el móvil. ¿La sanción? Un total de 200 euros de multa y 3 puntos menos en el carné de conducir.

Elige tu modelo

CON INSTALACIÓN. Acude a tu taller de confianza para su correcta instalación. Suele ser necesario extraer el equipo de audio del vehículo y enchufar en la parte trasera el kit de manos libres. Además, se coloca una pantalla en la que podrás ver quién te llama y tu agenda (en ocasiones, se usa la pantalla de información del salpicadero del propio coche), un micrófono y un mando a distancia para poder controlar las funciones del manos libres. La principal ventaja de este tipo de dispositivos es que el sonido es de calidad, ya que normalmente usan los altavoces delanteros del vehículo.

SIN INSTALACIÓN o PORTÁTILES. Se sitúan en un lugar cercano al conductor (como el parasol, el mechero o el salpicadero). Si te llaman mientras escuchas música no anulan el sonido de la radio por lo que tendrás que bajar tú mismo el volumen. Puedes utilizarlo en varios vehículos y llevártelo a casa cuando no lo uses. Funcionan mediante batería, por lo que no debes olvidar recargarla cada cierto tiempo, habitualmente mediante un enchufe de pared o con el cargador del mechero.

AUTORRADIOS CON MANOS LIBRES. Si tu equipo de radio es antiguo una buena opción es cambiarlo directamente por uno más moderno que ofrezca conectividad Bluetoooth. Tan sólo es necesario sincronizar el teléfono con la radio para recibir o emitir llamadas desde la misma. Normalmente, estos dispositivos ya tienen el micrófono incorporado.